Austeridad legislativa, el reto /

Austeridad legislativa, el reto
Austeridad legislativa, el reto

A Tiro de Piedra /

Por Julian Santiesteban /

17 congresos estatales en los que Morena ya es mayoría han olvidado el llamado a la austeridad presidencial que hiciera el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pues sus integrantes no sólo han incrementado gastos, sino también sus ingresos, pero la alerta fue lanzada hace dos años, cuando en 2017 el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) publicó su Informe Legislativo, en el que destaca que el 80 por ciento de los mexicanos no sólo no confía en sus diputados, sino que además no se sienten representados por ellos; por lo que la XVI Legislatura quintanarroense tendrá que responder a varios retos; entre ellos, gastar menos, hacer más y ganar la legitimidad que no existe.

El IMCO publicó un lapidario documento (https://imco.org.mx/wp-content/uploads/2017/06/INFORME_LEGISLATIVO_2017_FINAL_26Jun17.pdf ) en el que da cuenta que las legislaturas estatales resultan caras y dilapidadoras de recursos, realizando tareas que ni siquiera corresponden a su ámbito de acción como la entrega de las llamados “apoyos sociales”, que en el caso de Quintana Roo acaban de ser ratificados con la publicación de la nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo estatal, al oficializar presupuestalmente la obligación de establecer “casas de gestión” y la entrega de recursos a los legisladores para tal efecto. Ese tema en concreto no representa un avance, sino un grave retroceso en las recomendaciones para la austeridad y profesionalización de los órganos en cuestión.

Pero además, para inicios del presente año, el periódico El Universal publicó una investigación (https://www.eluniversal.com.mx/estados/diputados-de-17-congresos-se-saltan-austeridad-de-amlo ) en la que muestra que, para el año 2019, prácticamente todos los congresos –a excepción de siete- incrementaron presupuesto, incluyendo 17 en los que Morena es mayoría (por cierto, Quintana Roo no tuvo incremento, pues los 370 millones de pesos aprobados para 2019 fueron similares a los de 2018, pero además, en enero de este año, la legislatura regresó 16 millones 800 mil pesos más de su presupuesto, para que el gobierno los destinara a proyectos de desarrollo).

En colaboraciones anteriores, el escribiente ha destacado que en la aprobación de la nueva Ley Orgánica del Legislativo no existió un “villano” en busca de impunidad, sino 25 complicidades que posibilitaron construir una norma que permite y hasta vuelve legal el dispendio, por ello es que los nuevos legisladores, además de cambiar contralor interno y construir mayorías, tienen la alta responsabilidad –si es que realmente desean dar muestras de austeridad- de cancelar todas las prebendas otorgadas por ley; ahí es donde tienen que enfocarse, es ese el incendiario discurso y compromiso público que desde ahora debiera enarbolarse, no acusar a los demás diputados de engaños, cuando no se revisó siquiera lo que se aprobaba, esa es la lamentable realidad.

El estudio del IMCO es claro, los mexicanos no creen en ninguno de los 1, 124 diputados locales de este país, eso explicaría también en parte la escasísima participación en las elecciones del 02 de junio pasado en Quintana Roo, que alcanzaron apenas el 22 por ciento de participación, pero más allá de lamentaciones, a la XVI Legislatura que se instalará el 03 de septiembre, le corresponde mejorar esos lamentables indicadores, pero no con discursos, sino enfocando los recursos en las necesidades reales e incidiendo en la verdadera profesionalización del Legislativo local, pues lo que hasta ahora las quejas sobre engaños y paquetes de impunidad tienen como propósito sólo hacerse del control futuro del Congreso, pero de mejorar nada se dice, así se observa desde aquí A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

COMENTARIO MORBOSO

Menos de dos meses faltan para que el actual rector de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), Ángel Rivero Palomo, concluya su mandato al frente de la máxima casa de estudios, y aunque legalmente pudiera acceder a un periodo más, los rumores crecientes indican que no ocurrirá así, y que su relevo será el punto de partida para iniciar una serie de movimientos también en el gabinete del gobernador, Carlos Joaquín González.

Lo anterior porque la conclusión del periodo de Rivero Palomo ocurrirá unas tres semanas antes de que el mandatario estatal rinda su tercer informe de gobierno, y como algunos movimientos estratégicos se señala la posibilidad de que el actual oficial mayor de gobierno, Manuel Alamilla Ceballos, sea designado al frente de la Uqroo –por cierto, que el funcionario ya buscó anteriormente ocupar ese cargo.-

En la máxima casa de estudios existe actualmente una pugna interna porque el sindicato de trabajadores ha hecho una serie de exigencias para sus agremiados que no han sido atendidas, razón por la cual tuvo que intervenir el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, como mediador, de ahí el rumor creciente de la no permanencia de Rivero Palomo y el envío a la Uqroo de uno de los “hombres de confianza” del mandatario.

Sin embargo, dependerá también de los proyectos de trabajo que se presenten a la Junta Directiva de la universidad y la concordia alcanzada al interior, pues otro de los aspirantes a la Rectoría es el actual subsecretario de Educación, Rafael Romero Mayo. Alamilla Ceballos es egresado de la Uqroo y Romero Mayo fue durante muchos años académico en esa institución; ¿surgirá algún tercero interesado? ¿Se inaugurarán con ese movimiento los ajustes al gabinete? Así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.