Comunicación gubernamental y candidatos futuros /

Comunicación gubernamental y candidatos futuros
Comunicación gubernamental y candidatos futuros

A Tiro de Piedra   /

Por Julian Santiesteban   /

El error tradicional de los actores políticos o de los gobiernos en general es entender la comunicación como un proceso accesorio y no fundamental, realizar la estrategia de campaña o la acción gubernamental y luego “enviar el boletín”, involucrar a las áreas responsables de medios de comunicación en la parte final del proceso de toma de decisiones. 

Del 19 al 21 de febrero de 2020, se llevará a cabo en Cancún la décimo quinta Cumbre Mundial de Comunicación Política, evento que año tras año congrega a representantes de más de 25 países, con más de treinta horas de conferencias y discusión efectiva, 200 conferencistas, 25 ejes temáticos y la participación de unos dos mil 500 asistentes; es el evento más destacado en el rubro, pero sobre todo representa la oportunidad de conocer herramientas y tendencias en el ámbito de la comunicación en general.

En 2014, la Ciudad de México fue sede de este evento y, en la víspera de la mayor elección concurrente en la historia moderna del país, la asistencia y participación en la Cumbre de Cancún parece obligada para todos los que aspiran a un cargo de elección en 2021, cuando se renovará el Congreso Federal, quince gubernaturas –prácticamente la mitad del país-, los Congresos de las 32 entidades federativas y una buena cantidad de municipios. Estrategas, futuros candidatos, periodistas y todos los interesados en aplicar y entender las dinámicas de competencia y la definición de agendas y formas de impacto en la sociedad.

En la Cumbre suelen conocerse ejemplos de campañas exitosas, de estrategias que despiertan la mayor de las empatías, por ejemplo, en la anterior edición en México el ahora gobernador de Nuevo León, Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón, se presentó como el más claro ejemplo de una campaña electoral atípica, con una estrategia basada en los mensajes diseñados para y enviados a través de redes sociales; mostrando la posibilidad de que derrotar a los candidatos de los medios tradicionales pueden ser derrotados. Cinco años después, su gobierno es desastroso y la utilización de redes se ha degradado por su saturación. Conocer entonces las nuevas tendencias será por demás ilustrador.

Con base en el ejemplo anterior, valga decir también que en la Cumbre se ha discutido la importancia de la comunicación política como concepto amplio y profundo, que parte de la idea de que el objetivo de los candidatos y estrategas no debe ser sólo la “venta de un producto”, sino el convencimiento ciudadano a partir de proyectos de gobierno; claro, con estrategias novedosas, pero con el intento de desvincular la idea de que se convence con engaños y se acaba la responsabilidad del estratega cuando se ganan las elecciones. Que haya congruencia pues entre la campaña y el gobierno; ¿cree que en México existe esa vinculación? Insiste el escribiente, será importante conocer las novedades que se presenten en Cancún.

En lo que se refiere a la comunicación gubernamental, la Cumbre también representa la oportunidad de conocer ejemplos de éxito de gobiernos cuya empatía con la ciudadanía les ha permitido generar estrategias efectivas de gobernanza, es decir, el gobierno en el que los ciudadanos se involucran y construyen juntos políticas para beneficio colectivo.

Habrá que conocer las nuevas estrategias, cambiar la idea de lanzar comunicados múltiples a los medios de comunicación y esperar que el ciudadano crea lo que se publica; intentar que lo haga a partir de la repetición sistemática de lo que se dice, pretender atender crisis callando, ignorando los fenómenos sociales o amplificando la intensidad de otros para que se ignoren los que impactan realmente en la dinámica social; el objetivo es convencer a partir de la acción, de encontrar medios efectivos para difundir y construir el mensaje adecuado de acuerdo al sector que pretende atenderse, muy aleccionador.

COMENTARIO MORBOSO

El pasado miércoles por la noche, una persona fue detenida en Cancún, mientras colgaba una manta en la que se amenazaba a un mando policial, porque, supuestamente brinda protección a un grupo delincuencial. La manta tenía además en cada esquina, balas dentro de bolsas de plástico y en la motocicleta del detenido había veinte envoltorios con marihuana, según se informó.

Lo positivo es que cada vez con mayor regularidad se detienen a personas con dosis  de droga. Por lo menos una decena de ellos se detienen al mes en toda la entidad. Lo malo, que debe ser muy deficiente el área de investigación porque ninguno de los detenidos ha confesado quién les entrega la droga, porque hasta ahora la detención de algún narcotraficante de relativa importancia ha sido más que esporádica.

Con respecto a las mantas, desde abril del presente año, el portal

http://www.contracorriente.net/  hizo notar que las de ese tipo colocadas en el sur de la entidad, tienen en su mayoría grafía que coincide, por lo que puede desprenderse que tienen el mismo origen. Habrá que ver si con la detención en Cancún, por lo menos, se sabe de alguna “banda de rotuladores”, por lo menos… por lo menos; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.