EN MOLOCH

EN MOLOCH
EN MOLOCH

Por Periodistas de Cancún

Puchero de tres carnes

LOS DIPUTADOS DE la XVI Legislatura son un puchero de tres carnes, un platillo tradicional de la Península. Unos son la res, otros el cerdo y los demás el pollo o la gallina.
Este puchero ha dejado mal sabor de boca en la ciudadanía. La carne de res está en mal estado. La de cerdo es mala para la salud y la de pollo o gallina estaba mal sazonada.
Este puchero no es digerible para la mayor parte de las personas. Pero quienes lo cocinaron piensan que es el guiso perfecto.
Las diputadas y diputados de esta legislatura saben que no se deben a la ciudadanía sino a sus madrinas y padrinos que los llevaron a las candidaturas.
Con diputadas y diputados de esta calaña, la democracia sufre un retroceso.
Por otra parte, parece que a Arturo Castro se la quieren hacer de jamón con la Secretaría General que negoció la señora Polevnsky. Los consensos no son el ingrediente principal de este puchero de tres carnes en estado de descomposición. (Jorge González Durán)

••••••••••                                                                             

Diputados innecesarios

DESDE HACE MUCHO tiempo se planteó la reducción del número de integrantes de la Cámara de Diputados.
Fue una bandera de la llamada izquierda… hasta que ésta se hizo gobierno y se olvidó del asunto.
Sin embargo, debe revolverse a plantear esa propuesta, sobre todo a la luz de sesiones como la del jueves 19, en la que se aprobó la contra reforma educativa con la ausencia de 83 legisladores.
No hizo falta su voto en ningún sentido. No hicieron falta tampoco. Estaban en otros menesteres.
Entre los faltistas estuvieron cuatro de los siete diputados federales que presuntamente representan a Quintana Roo.
Sólo asistieron Mildred Ávila Vera, Ana Patricia Peralta y Jesús Pool Moo.
Del resto, ni sus luces. Tenían agenda propia, mientras se discutía y se destazaba el futuro de la educación en México. (Julio César Silva)

••••••••••

No los quiere Quintana Roo

EL DIPUTADO VERDE Gustavo Miranda ya se reveló como una mina de oro para los medios de comunicación. Sus dichos, sus hechos y sus poses, suelen ser muy reseñables.
Durante la sesión para volver a repartir las comisiones, le dijo a su colega José Luis “Chanito” Toledo: “Ten un poco de honor… Quintana Roo no te quiere”.
Se refirió el novel legislador al muy escaso número de votos que obtuvo “Chanito”, con todo y que en algún momento fue el ‘dorado’ para ser candidato a gobernador, a la sazón del defenestrado borgismo.
Empero, la votación para todos estos diputados de la XVI Legislatura fue ínfima. La más pequeña (22 por ciento) de la historia del estado.
Con un 78 por ciento de abstencionismo, queda claro que Quintana Roo no los quiere. Y que están tan devaluados, que no se ve cómo van a reencontrarse con la sociedad.
Son vistos como una banda de pillos que se pelean por un botín. (Antonio Callejo)

••••••••••

Pasó la euforia de los informes; el 2022 es el objetivo

UNA VEZ PASADA la euforia de los informes municipales, uno que otro alcalde vislumbra un plan de trabajo en busca de posicionarse rumbo al proyecto del 2022, el de la gubernatura.
Mientras el gobernador Carlos Joaquín priorizará en la siguiente mitad de su sexenio el tema ambiental y desarrollo sustentable, más de un presidente municipal ya sueña con la sucesión, pero saben que para ello deben trabajar y entregar resultados que les permitan acceder de forma natural a una siguiente candidatura.
A otros les calientan los oídos y enfocan sus baterías hacia esa dirección, perdiendo de vista lo que les falta por hacer para ganarse ese espacio. En el principal destino turístico, por ejemplo, hay personajes de no muy buena fama, por cierto, que ya se ostentan como los responsables de esa encomienda.
Ojalá que por tanto correr no se pierdan en la ruta. Finalmente, el tiempo pone a cada quien en su lugar y en tres años las condiciones para Morena seguramente serán distintas. (Zuleika Cáceres)

••••••••••

Alamilla, “blindado”

MUY TIBIA SE vio la Secretaría de la Contraloría del Estado, a cargo de Rafael del Pozo Dergal, con las sanciones ejercidas contra dos funcionarios de la Oficialía Mayor por la amañada licitación de uniformes escolares en el ciclo escolar 2017-2018, que benefició a la empresa poblana Comercializadora Adicón S.A. de C.V. con 104 millones de pesos.
Dos años tuvieron que pasar desde que la asociación civil Somos Tus Ojos por la Transparencia presentara la denuncia respectiva, para que la Contraloría resolviera separar de su cargo por 15 días al director general de Administración y destituir al director de Recursos Materiales de la Oficialía, aunque el principal responsable de haber otorgado el irregular contrato fue el propio oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos, quien se hizo acreedor a una simple “amonestación privada”.
Tan “severísima” sanción, con olor a protección, no se la creen los quintanarroenses, y mucho menos los chetumaleños, quienes tienen a la vista la lujosísima mansión que está construyendo Alamilla, con un valor muy superior a los 10 millones de pesos.
Las cuentas no cuadran. (Joaquín Pacheco Cabrera)

••••••••••

La estocada de Calderón al PAN

EL EX PRESIDENTE de México, Felipe Calderón Hinojosa, vendrá a Playa del Carmen el próximo sábado 28 de septiembre para encabezar la asamblea de la agrupación “México Libre”, que junto con Margarita Zavala busca convertir en partido político y su visita puede acelerar la salida de militantes del PAN que inició hace semanas, en muchos casos de forma silenciosa.
La razón principal de muchos militantes para dejar las filas del albiazul y sumarse a “México Libre” es el descontento con la conducción de sus dirigentes y la abnegada postura que han mostrado ante los graves problemas de Quintana Roo, la merma de espacios de participación y las pocas posibilidades de ascender y acceder a candidaturas y otros puestos de dirección. Otros simplemente simpatizan con Felipe Calderón y sus mejores propuestas para hacer política de forma distinta y, más importante, contrarrestar la fuerza de AMLO y Morena.
Aunque “México Libre” va rezagado en su camino a la acreditación como partido político respecto a otras agrupaciones, se está nutriendo básicamente de panistas, en activo o no, y su ascenso podría causar el mismo efecto en el PAN que Morena en el PRD, dejándolo prácticamente en ruinas y en franca desventaja para las elecciones locales del 2021 y 2022.
La exitosa alianza PAN-PRD que ganó la gubernatura y presidencias municipales en Quintana Roo en el 2016, sigue su veloz declive. (Diana Alvarado)

••••••••••

Alcaldes de la 4T: unos flotan, otros se hunden

DE MAL Y de malas, los alcaldes de la Cuarta Transformación en Quintana Roo. Llegaron cobijados por el cálido manto de López Obrador, pero a un año de distancia como que no han podido terminar de colocar sus canoas en la cresta de la ola en la que va montado el buque acorazado del tabasqueño.
En Cancún, Mara Lezama está que trina de coraje, porque ni bien terminaban de apagarse los ecos de su primer informe, cuando una acusación por presunta compra de autos de lujo en su familia le estalló por sorpresa. La alcaldesa, a quien el propio AMLO calificó una vez como “muy honesta y trabajadora”, ha dejado que sea su esposo el que aclare el entuerto y éste ya empezó a hacerlo… mediáticamente.
En Solidaridad, su vecina Laura Beristain intenta mantener la cabeza a flote luego de una serie de sucesos donde la inseguridad, el turbio negocio de la basura y la pésima asesoría de varios “iluminados” -que por suerte ya se ha ido quitado de encima-, la tenían pegada contra las cuerdas. Con una nueva estrategia de comunicación, donde manda por delante a sus directores a dar la cara para informar lo que hacen y, de paso, recibir parte de los golpes que sólo a ella le caían, Beristain se alista ahora a enfrentar la crisis que viene: la de la inconformidad ciudadana por la privatización con parquímetros de las vías públicas del centro de Playa del Carmen.
Por último, en Chetumal, calificado como uno de los peores alcaldes del país, Otoniel Segovia no sólo arribó a su primer informe con una vergonzosa desaprobación ciudadana del 82%, sino que aparte no halla cómo explicar los abusos y excesos de sus colaboradores, que es más que obvio que actúan aprovechándose de su estulticia. Así, en sus narices, lo mismo su secretario particular hace transas con los locales de la Expofer y se embolsa cada mes miles de pesos en viáticos por dudosas “comisiones” fuera del municipio, que su vocero esfuma 4 millones de pesos en supuestos “servicios” contratados a particulares, con todo y que cuenta con el personal suficiente y capacitado para hacerlo. ¿Y qué responde Otoniel?: Que él no puede andar vigilando todo lo que hacen sus voraces achichincles. Y es que, seguro, el morenista tiene cosas más importantes qué atender. (Jorge Castro Noriega)