EN MOLOCH

EN MOLOCH
EN MOLOCH

Por: Periodistas de Cancún
****************************

DESCHAMPS Y SU TESORO MAL HABIDO EN QUINTANA ROO

Esconder el botín es una de las actividades visibles a las que se han dedicado representantes, empleados y seguramente testaferros del ex líder del poderoso sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, cuya presencia y afectos en Quintana Roo son más que públicos y conocidos.
Desde la semana pasada, empleados del susodicho llegaron a la marina denominada “Mundo Marino”, cuya razón social es precisamente “Mundo Marino SA de CV”, ubicada en el bulevar Kukulcán, entre los hoteles Riu y Casa Maya, para llevarse en remolque sendos preciosos yates, de nombres: “El Indomable” y “El Guly”, con un valor estimado que ronda los 35 millones de pesos cada uno.
Al parecer sólo los trasladaron a alguna ‘marina seca’, aquí mismo en Cancún, pues no se reporta que hubieran llegado para su resguardo a alguna de las propiedades con las que cuenta la familia en el lujoso y exclusivo residencial de Puerto Cancún, en donde también es vecino.
Actualmente, el ex senador es centro de una polémica a propósito de la recientemente aprobada Ley de Extinción de Dominio, que se aplicará a acusados de enriquecimiento ilícito, y luego de que Romero Deschamps renunciara a su cargo de líder sindical de Pemex tras dirigirlo más de 26 años.
Se sabe que es dueño de numerosos inmuebles a lo largo y ancho del país, sobre todo en estados como Quintana Roo, Guanajuato y en la CDMX, donde tiene inmuebles en las colonias Condesa, Polanco y El Pedregal.
Se conoce que también es poseedor aquí de algunas hectáreas de tierras en la Riviera Maya, pues hay registros de su participación en vuelos privados para reconocer esos predios
En el caso de las embarcaciones, se trata de propiedades que están registradas a nombres de Paulina y Alejandro Romero Durán, hijos de Romero Deschamps.
Como se sabe, el senador mantuvo una estrecha relación afectiva y política con los ex gobernadores Félix González Canto y Roberto Borge Angulo. Del primero fue compañero en el Senado y asistente regular de sus informes. Y de éste último se presentó de plano como su “padrino” en numerosos eventos políticos, sobre todo en aquella ronda de fiestas de cumpleaños que celebró Borge siendo gobernador en su último año de gestión.
(Antonio Callejo)

**********

ARCILA Y ALAMILLA, EN CAPILLA

El relevo de Eduardo Martínez Arcila como líder de la fracción del PAN en el Congreso del estado de Quintana Roo parece inminente, a la vista de todos los trapos sucios que dejó en su camino como presidente de la otrora Gran Comisión y que siguen saliendo a la luz.
Por ejemplo, los relacionados con el uso discrecional de cinco millones de pesos durante los últimos ocho meses de la XV Legislatura para el pago de “compensaciones adicionales” a 63 allegados y la adquisición de 25 vehículos de lujo, adicionales al escandaloso tema de los más de 100 millones de pesos supuestamente otorgados en apoyos sociales cuyo destino es una incógnita.
Y lo que falta, pues como dijo el diputado presidente de la Jugocopo, Edgar Gasca Arceo, “estamos seguros de que van a venir muchísimas cosas más; hay que darle nada más tiempo a la auditoría interna que estamos realizando”.
Quien, según los pronósticos, asumiría la coordinación de la bancada panista, sería la diputada plurinominal Cristina Torres, ex presidenta municipal de Solidaridad, quien bien haría, junto con su partido, en llamar a rendir cuentas a Martínez Arcila, un acto que abonaría al prestigio de ese instituto político tan manchado por los manejos turbios de su compañero legislador.
En tanto, otro que sigue acumulando escándalos es el oficial mayor del Gobierno del estado, Manuel Alamilla Ceballos –cuya prometida aclaración sobre el tema de los contratos de uniformes escolares y su mansión en Chetumal seguimos esperando–, a quien en plena comparecencia ante el Congreso le exhibieron un pago de 250 mil pesos mensuales a una agencia noticiosa chetumaleña para la generación de contenidos en redes sociales, a lo que “justificó” que no se trata de un convenio publicitario, sino de un contrato licitado como parte de “un gran esfuerzo para comunicar a la sociedad”, muy poco acorde con el discurso de austeridad que él mismo ha manejado.
Alamilla Ceballos debería comprender que su pretendida habilidad para tratar de justificar lo que es una realidad evidente ya no está sentando bien a los ojos de los quintanarroenses, y su retiro del cargo contribuiría a no seguir empañando la imagen del Gobierno del Cambio.
(Joaquín Pacheco Cabrera | wachito1976@gmail.com)

**********

MÉXICO CAMBIÓ CON CANCÚN

México cambió con la fundación de Cancún hace ya casi medio siglo. Además de su relevancia económica -convertido ya en el primer destino turístico de Latinoamérica y el Caribe- es relevante su impacto social y cultural en toda la región.
Cancún dio lugar también al surgimiento de la Riviera Maya, que en conjunto suman mas de cien mil cuartos de hotel. Un caso único en el mundo. Pero también son notorios sus rezagos. Ciudad de claroscuros, está a tiempo de enderezar el rumbo y no ser víctima, por soberbia o imprevisión, de su propio éxito.
A 50 años de fundada, sería un error que la autocomplacencia dominara el discurso conmemorativo. La reflexión y la autocrítica serían más útiles.
El fenómeno migratorio, por ejemplo, necesita un estudio más serio, lo mismo que el tema ambiental, sin desestimar la grave desigualdad social y la violencia en algunas zonas de hacinamiento urbano.
La tarea de los políticos en el poder no es para echar campanas al vuelo. Esa es labor de sacristanes. La seriedad y la responsabilidad deben primar sobre la frivolidad y la visión sesgada de los hechos.
Cancún aporta mucho al país. Esta ciudad y la Riviera Maya son los principales generadores de empleos en México. Pero las cifras son frías por su propia naturaleza. Lo importante es la calidad de vida de sus habitantes. El grado de felicidad que disfruten y compartan.
Sin las divisas turísticas que aporta Cancún y la Riviera Maya, la economía nacional estuviera en mayores aprietos. Por ello, es legítima la postura del gobernador Carlos Joaquín González, en el sentido de que la Federación apoye al Caribe mexicano con recursos para infraestructura y obra social.
Lo que Cancún ha aportado a Mexico es invaluable. Las metas que fijaron sus impulsores, fueron rebasadas hace años.
Pero el camino por delante no es fácil. Requiere visión de mediano y largo plazo. La solución a los problemas de hoy no deben posponerse.
Ni visiones catastrofistas ni actitudes autodenigratorias. La grandeza de Cancún se ha construido con la vista puesta en el horizonte. No hay que perder esa brújula.
(Jorge Gonzalez Durán)

**********

CON LAS MANOS VACÍAS

El secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, sobre quien había grandes expectativas justamente por ser empresario turístico, llegó a Cancún el martes pasado con las manos vacías. Vino para inaugurar el XXXII Cancún Travel Mart, la principal vitrina turística del Caribe Mexicano, pero su presencia decepcionó a más de uno.
Llegó sin nada que ofrecer, sin ningún planteamiento novedoso, sin ningún compromiso para el principal destino turístico de América Latina.
Sólo trajo ocurrencias, como la de ofrecer para el Carnaval de Cancún la escenografía de la película Spectre, de James Bond, ambientada para festival del Día de Muertos.
¿Qué tiene que ver esa festividad con el Carnaval? Absolutamente nada.
Pero ese fue su propuesta para festejar los 50 años de Cancún.
Pero no quedó sólo en esa ocurrencia. Hace semanas, dijo que ya no sería posible trasladar la Secretaría de Turismo a Chetumal, como ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Sin embargo, ahora dijo que sólo trámites burocráticos, para obtener la posesión del inmueble que albergará las oficinas, frenan el traslado y que pronto se resolverá.
Es decir, el secretario de Turismo es como “La Chimoltrufia”: como dice una cosa, dice otra.
(Julio César Silva Cetina)

**********

¿DÓNDE ESTÁ MARYBEL?

La senadora morenista Marybel Villegas ha dedicado parte de su tiempo legislativo en señalar la política de seguridad del gobernador Carlos Joaquín y lo ha responsabilizado de la violencia que se vive, pero a partir de los hechos ocurrido en Sinaloa y de que el presidente López Obrador confirmó la liberación del hijo de “El Chapo” para garantizar la paz, no ha salido a dar ninguna declaración.
Curioso es que la principal “defensora” de la seguridad, siempre dispuesta a señalar al gobierno del estado por la violencia, no aparezca.
¿Dónde está hoy? ¿Alguien la ha escuchado señalar algo contra AMLO y su sometimiento al narco? ¿Qué tendrá que decir a sus representantes sobre el gobierno que ha decidido arrodillarse ante la delincuencia? ¿Saldrá a justificar al representante de la #4T?
No cabe duda que los intereses no son a favor de los ciudadanos.
(Zuleika Cáceres)

**********

¿Y DESPUÉS DE CULIACÁN?

Además de la decepción de muchos mexicanos por la decisión del gobierno de López Obrador de liberar a uno de los capos más dañinos y buscados por la justicia, con el argumento de evitar más muertes, de las fuertes críticas de otros y de las infaltables, y aún inexplicables muestras de apoyo incondicional, quedan ahora interrogantes que al parecer nadie, ni el propio presidente, quiere responder.
¿Existe la seria intención de aprehender algún día a Ovidio Guzmán y demás jefes de cárteles de la droga y la delincuencia organizada que han causado miles de muertes y daño al país? ¿El Gabinete de Seguridad federal seguirá insistiendo en tener una Guardia Nacional y coordinación con las corporaciones policiacas estatales para hacer nada?
Si el Gabinete de Seguridad ya no va a combatir a los cárteles de la droga con la ley en la mano, como ya se vio en Culiacán por temor a desatar violencia y muertes, ¿qué va a hacer ahora en el resto del país?
Si en Cancún, por ejemplo, se detiene por casualidad a un jefe de un cártel, ¿podrá liberarlo el gobernador sin mayor problema o se le deberá entregar al presidente para que lo libere de inmediato?
Los ciudadanos elegimos representantes para que cumplan sus promesas de campaña, administren con eficacia los recursos públicos y tomen decisiones que beneficien a la población, no a los cárteles y el crimen organizado.
Lo ocurrido en Culiacán tendrá altos costos. Ha sentado un precedente cuyas repercusiones aún no se pueden dimensionar, pero es un hecho que el panorama político ha cambiado y el sentir de la gente también.
(Diana Alvarado)

**********

MARCA TERRITORIO EL NARCO, EN EL SUR DEL ESTADO

Trascendió la semana pasada, tras los ataques en Michoacán y Guerrero, pero no fue sino hasta este viernes cuando el mando de la 34va. Zona Militar asentada en Quintana Roo confirmó los hechos: un convoy suyo había sido tiroteado por un comando armado en las inmediaciones de Bacalar.
Este suceso, donde el Ejército no reportó bajas, se viene a sumar a la ola de atentados en contra de elementos de las fuerzas armadas y policiacas que se han suscitado en varias partes del país, causando numerosos muertos en las filas uniformadas por el factor traición con el que los sicarios del crimen suelen perpetrar sus ataques. Los hechos, también, confirman una preocupante verdad: el dominio que grupos criminales, de mayor poderío y temeridad que los que operan la distribución de drogas, extorsiones, asaltos y secuestros en las principales ciudades de Quintana Roo, han extendido en la zona sur del estado.
El decomiso reciente de una tonelada de cocaína, el aterrizaje y quema de aeronaves en caminos rurales o pastizales, así como enfrentamientos y ejecuciones constantes entre la Ribera del Río Hondo y la Costa Maya, habla de que grupos delincuenciales han sentado ya sus reales en este corredor que integra grandes extensiones de zonas cañeras y caminos rurales de difícil acceso, así como kilómetros de litorales prácticamente vírgenes, que son aprovechados para el trasiego de droga a gran nivel procedente de Sudamérica.
Gente “extraña”, según reportan los pobladores, ha llegado y comprado ranchos donde se observan movimientos inusuales de personas y vehículos que antes no se veían, que nada tienen que ver con la siembra agrícola o la crianza de ganado. El negocio y los intereses que ahí se cuidan son evidentes y muchos lo comentan en corto, pero nadie se atreve a averiguar más.
El patrullaje de partidas militares en ese corredor se ha intensificado y el ataque al convoy del Ejército hace unos días en Bacalar, lugar turístico y apacible hasta no hace mucho, revela que los criminales asentados en la región no están dispuestos a ceder el territorio ganado tan fácilmente.
Sobre todo ahora que ya permeó el mal ejemplo de Culiacán, en donde la delincuencia organizada le ha tomado la medida al Gobierno federal y saben de lo que éste es capaz… y hasta dónde se atreve a llegar.
(Jorge Castro Noriega)