EN MOLOCH

EN MOLOCH
EN MOLOCH

Por Periodistas de Cancún
****************************

ALGUIEN TIENE QUE HABLAR CON AMLO SOBRE QUINTANA ROO

Carlos Joaquín, el gobernador, no tiene un jefe político a quién rendirle cuentas, pero en contraparte tampoco tiene un ascendente a quién pedirle un respaldo eficaz para temas que requieren de un impulso desde la Federación.
Los diputados federales y los senadores de Morena, que son mayoría, no tienen intención, quizás capacidad tampoco, de reconvenir al presidente sobre el maltrato de su administración hacia el estado. Le siguen la onda, lo justifican en todos los agravios.
En el Congreso del estado pasa algo similar: Los legisladores, dispersos en diminutas campañas individuales, no tienen un rumbo ni proyecto. No rinden cuentas a nadie, pero tampoco colaboran para dar soluciones.
Aún así, Quintana Roo mantiene una inercia positiva, producto de su propia dinámica económica, lo cual le permite sobresalir en los indicadores de nuevas inversiones, captación de divisas y de flujos turísticos. Pero empieza a alejarse de sus metas para la atención de rezagos sociales. Seguridad, salud y educación son los temas más preocupantes, a propósito de los recortes en partidas federales.
Andrés Manuel López Obrador estará en el estado este fin de semana, para un “diálogo con los pueblos indígenas”.
Alguien tiene que hacerle notar al presidente que la mayor concentración de mayas y de indígenas en general, se encuentran en Cancún y Playa del Carmen, donde la migración presiona poderosamente la capacidad de atención den sus demandas.
En ese sector poblacional, en donde están los más necesitados, se concentra el grave problema de inseguridad. Las bandas de delincuentes tienen como carne de cañón a los más pobres, matándose entre sí, cobrando “derecho de piso” a taqueros, mecánicos, albañiles. Y no se vale que se hayan ido los policías federales y que se haya diluido en proyecto de la Ciudad Militar.
Estas dos ciudades le responden a miles de paisanos de la Península de Yucatán, del Sureste en general, principalmente, pero también a migrantes que provienen de todo el país, incluso a extranjeros como cubanos, argentinos y venezolanos, que vienen a la búsqueda de oportunidades negadas en sus lugares de origen.
Alguien tiene que tratar de convencer al presidente de que le escatima el apoyo a un estado generoso.
Hay que recordarle su promesa de reducir el IVA en Chetumal, de mudar a la Secretaría de Turismo, de regresar a elementos policiacos federales, de compensar la cancelación de recursos para promoción, y de los índices de crecimiento poblacional que no fueron considerados en el presupuesto de Egresos del año entrante.
Alguien tiene que hablar con AMLO. A ver quién se atreve.
(Antonio Callejo)

**********

PRECEDENTE HISTÓRICO EN PUERTO MORELOS

El tema del combate a la discriminación en cualquiera de sus formas, por fortuna ha cobrado en los últimos tiempos la relevancia que debió tener siempre.
Esta lucha, que por largos años había sido principalmente abanderada por organizaciones ciudadanas que con mucho esfuerzo lograron hacer escuchar sus voces, se convirtió en una ola creciente que finalmente ha sido abordada por gobernantes y representantes populares.
Cabe recordar que en Quintana Roo se sentó un importante precedente con las reformas que aprobó la pasada XV Legislatura para castigar la violencia política en contra de las mujeres.
Ahora, el gobierno municipal de Puerto Morelos acaba de dar un importante ejemplo, con la aprobación por unanimidad, en el marco de la XXII Sesión Extraordinaria de Cabildo, de diversas modificaciones al Bando de Policía y Buen Gobierno, así como la creación de una comisión edilicia y un reglamento interior del Consejo destinado a prevenir, atender y eliminar la discriminación.
Así, con las nuevas adiciones al artículo 1 Bis al Bando de Policía y Buen Gobierno queda prohibida en el municipio de Puerto Morelos “toda distinción, exclusión, restricción o preferencia por acción u omisión que no sea objetiva, racional y proporcional, ante la discapacidad, el origen étnico, racial o nacional, idioma o lengua, el color de piel, la cultura, el género, el sexo, la identidad sexogenérica, la orientación o preferencia sexual, la edad, la condición social, económica, de salud o jurídica”.
Se consideran también “la apariencia física, las características genéticas, la situación migratoria, el embarazo, la lactancia materna, la religión, las opiniones, la profesión o trabajo, las modificaciones corporales, los antecedentes penales o cualquier otra condición que tenga por efecto, obstaculizar, restringir, impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos humanos y la igualdad real de oportunidades de las personas o cualquier otro efecto que atente a la dignidad humana”.
Un aspecto igual de trascendente es el reconocimiento que otorga a las personas con alguna discapacidad, al contemplar entre otros puntos que a partir de ahora los promoventes de permisos, licencias o autorizaciones para construcciones abiertas al público o de uso público, deberán garantizar las medidas mínimas de accesibilidad para ellas.
Con estas disposiciones, que deberán publicarse en el Periódico Oficial del Gobierno de Quintana Roo para entrar en vigor, Puerto Morelos sienta un precedente histórico para terminar con este mal que, como dijo la presidenta municipal Laura Fernández Piña, “nos lacera como comunidad y nos impide tener una sociedad más justa”.
(Joaquín Pacheco Cabrera)

**********

LOS PASIVOS DE LA 4T EN QUINTANA ROO

A casi tres semanas de que la 4T festeje su primer aniversario como gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador estará de vuelta a Quintana Roo este sábado.
Llegará a Felipe Carrillo Puerto, que se convertirá en el quinto municipio quintanarroense en recibir a López Obrador desde que es presidente. Y lo hará con una 4T en deuda con Quintana Roo. El presidente está en deuda con el estado que le dio la victoria las tres veces que fue candidato presidencial.
El presidente no ha sido recíproco. Allí está por ejemplo el fracasado traslado de la Secretaría de Turismo a Chetumal, también se puede enlistar el abandono en el que tiene a la industria turística que con Quintana Roo resuelve muchos de los problemas económicos y sociales del Sureste del país.
Allí está también el incumplimiento de una inversión de $600 millones de pesos para abatir el rezago social en Playa del Carmen.
Y por si fuera poco, allí está también su incumplimiento para reducir el IVA e ISR en el sur estado, como se hizo en la frontera norte de México.
Además, allí están los fracasos en las administraciones municipales morenistas de Othón P. Blanco y Solidaridad, cuyas autoridades municipales no ganaron por su popularidad, sino por colgarse de la figura de López Obrador.
Ojalá que el presidente tenga el pulso de sus pasivos en Quintana Roo y que su visita sea el principio para atenderlos.
(Julio César Silva Cetina)

**********

EL DESENCANTO POR EL CAUDILLO

Desde el momento en que se subió en CDMX al avión que lo trasladaría a Mérida, Andrés Manuel López Obrador recibió el primer reclamo en su gira hacia la Península de Yucatán.
“Ojalá podamos convencerlo de construir el aeropuerto en Texcoco”, le dijo el piloto por el altoparlante tras darle la bienvenida al vuelo, lo que generó aplausos entre los demás pasajeros. AMLO, sin embargo, ni se inmutó. Y al bajarse en el aeropuerto meridano y toparse en la puerta de la cabina con el capitán, se despidió de éste con una sola frase que reconfirmó su postura sobre el tema: “¡Santa Lucía!”.
A diferencia de su última gira aquí, el 20 de septiembre pasado, adentro y afuera de la terminal aérea al presidente no lo esperaba la misma multitud aplaudidora y festiva, sino otra, exigente y molesta, con acciones que tienen que ver con su gobierno. Lo mismo maestros y jubilados del Instituto de Seguridad Social del Estado de Yucatán que le reclamaron los recortes a sus pensiones, que trabajadores de la Secretaría de Salud que se quejaron por haberles rebajado su sueldo a 1800 pesos a la quincena y quitado sus prestaciones.
Con pancartas y gritos, igual increparon a AMLO pescadores por la desatención del delegado federal de Pesca que anda desaparecido, que ejidatarios reclamando indemnización por la expropiación de sus tierras, cerrando el “rosario” de protestas militantes de Morena quejándose del “súper delegado” presidencial Joaquín Díaz Mena, a quien acusaron de manipular políticamente los programas federales de apoyo social e intervenir en las elecciones internas del partido.
El gobernador Mauricio Vila ésta vez no acudió a recibirlo y sorteando a los grupos inconformes y evadiendo a los reporteros que intentaron en vano entrevistarlo, AMLO se subió a una camioneta acompañado del “acusado” Díaz Mena, para partir a Tekax y Temozón, donde sostendría reuniones con sus habitantes.
Del encanto perdido en Yucatán, el presidente se traslada este sábado a Quintana Roo, donde tiene, además de actividades agendadas en la zona maya de Felipe Carrillo Puerto, varios pendientes también con los habitantes del estado, que aún no se sabe si lo enfrentarán con la misma energía de sus desilusionados vecinos yucatecos o permanecerá todavía la veneración reflejada en porras y aplausos.
Porque en Quintana Roo, entidad que le dio el triunfo en las tres pasadas elecciones, AMLO no ha sido precisamente recíproco. Se podría decir que hasta ingrato.
La tan prometida Secretaría de Turismo no ha llegado, el Consejo de Promoción Turística lo desapareció y negó la oportunidad de establecer una zona franca fronteriza en Chetumal, con tasas impositivas preferenciales, como sí lo hizo en el norte del país.
Las delegaciones federales permanecen en su mayoría -a un año de su arribo a la Presidencia- acéfalas, con simples “encargados de despacho” que no resuelven nada por falta de autoridad y recursos; el empuje del Tren Maya se ha desacelerado por falta del dinero que había prometido inyectarle (que al menos en 2020 no lo tendrá) y ni qué decir del drástico recorte que aprobó del Presupuesto Federal para Quintana Roo el año entrante, entidad a la que, por si fuera poco, tampoco asignó una sola obra de desarrollo.
Así es. Los quintanarroenses tienen motivos de sobra para sentirse agraviados por el trato dispensado por parte del gobierno federal, que no ha sido, para nada, equitativo con el respaldo que esta tierra generosa le ha dado.
(Jorge Castro Noriega)

**********

EL FENÓMENO AMLO

Morena es un partido virtualmente inexistente. En Quintana Roo no tiene dirigencia estatal ni a nivel municipal. Sus diputados locales están enfrascados en una disputa sin visos de solución. Los municipios que tienen en sus manos, salvo el de Cancún, son enclaves de ineficiencia y corrupción, de escándalos que estallan un día si y otro también.
Sin embargo, Morena es el partido que conserva la preferencia en el sentir de la mayoría de la población. Y de hecho casi todos los observadores y actores políticos coinciden en que el próximo gobernador saldrá, si no hay cambios drásticos, de los actuales legisladores federales de Morena.
Es como un fatalismo pórtico.
Pero no es Morena. La mayoría de la población sigue creyendo en López Obrador. Un político fuera de serie no sólo en Mexico, sino en América Latina.
López Obrador cautiva a las masas, que lo siguen contra viento y marea. Todo le justifican. Y todo le perdonan.
¿Hasta cuándo se mantendrá la magia?
Además, en la acera de enfrente sólo hay palos de ciego.
(Jorge González Durán)

**********

EL GASTO Y LAS FINANZAS PÚBLICAS

La titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Yohanet Torres Muñoz, compareció el pasado jueves ante la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública de la XVI Legislatura. Ante los diputados dejó muy claro el panorama sobre las finanzas de Quintana Roo: hay estabilidad financiera.
La responsable del manejo de los dineros en el gobierno de Carlos Joaquín, despejó dudas principalmente a aquellos empecinados en encontrar lo que no hay: irregularidades y malos manejos.
Desde hace tres años cambió la forma de hacer política, pero también la manera de aplicar los recursos públicos y Yohanet Torres fue puntual en señalar que en la presente administración no hay cabida para las malas prácticas y la ley es muy clara en ese sentido: la autoridad está obligada a transparentar cada peso del erario público.
La Hacienda Pública a su cargo ha impulsado una estrategia en materia de eficiencia recaudatoria
que ha permitido al estado ingresos propios del 16.4% de 2016 a 2018.
Hay que decir que los recortes federales han sido un reto para la administración estatal y por ello se implementaron mecanismos para contrarrestar lo que se ha dejado de percibir por parte de la Federación.
Torres Muñoz aclaró que el gobierno ha sido responsable en sus finanzas, pero el gasto tampoco es tan malo, ya que es parte de la diversificación de los recursos y en consecuencia del crecimiento.
Lo anterior fue un claro mensaje al diputado Hernán Villatoro, a quien le recomendaron acceder al portal de la Sefiplan para constatar cada una de sus dudas sobre gasto y ejecución de obra, en medios de comunicación y otros rubros.
(Zuleika Cáceres)

**********

ABOGARÁN ANTE OBRADOR POR MARIO VILLANUEVA

Un auténtico tsunami de peticiones y exigencias le espera al presidente Andrés Manuel López Obrador en la gira “relámpago” que hará este sábado en el municipio de Felipe Carrillo Puerto. Hace dos semanas, el presidente adelantó en su conferencia “mañanera” que el punto principal de su agenda será el Tren Maya y una reunión con empresarios, pero desde ese momento ejidatarios, campesinos, empresarios, diputados, funcionarios, alcaldes, asociaciones y espontáneos prepararon o desempolvaron sus cartas con toda clase de peticiones en espera de ser atendidos con la esperanza de, ahora sí, tener una solución satisfactoria.
Entre ellos destaca un nutrido grupo de simpatizantes del ex gobernador Mario Villanueva Madrid que pretende protestar en contra de la orden de un juez de trasladarlo a una cárcel del estado de Morelos, lo que agravará sin duda su deteriorado estado de salud física y emocional, así como presentar firmas y argumentos para que el presidente le otorgue su indulto o, en su defecto, que cumpla el resto de su condena en prisión domiciliaria en Chetumal.
Esa fue también la postura del senador de Morena, José Luis Pech Várguez, en una conferencia de prensa que dio hace unos días en la Ciudad de México. Ahí calificó como “un acto terriblemente injusto y cruel” la decisión de trasladar a Morelos a Mario Villanueva, quien cuenta con 70 años y ha cumplido más de 18 en prisión.
Diputados locales, de la actual y anterior Legislatura, igualmente externaron en su momento su desacuerdo y han exhortado a la Federación a revisar el caso para garantizar justicia a Villanueva Madrid.
Al parecer las instancias se están agotando y el camino más viable ahora es apelar a la buena voluntad política del presidente López Obrador. Claro que después de los hechos ocurridos en Culiacán y la liberación del hijo del “Chapo”, confían plenamente en que será aprobada su demanda pues no hay ninguna razón lógica para pensar lo contrario.
(Diana Alvarado)