¿Justicia penal? /

¿Justicia penal?
¿Justicia penal?

A Tiro de Piedra /

Por Julian Santiesteban /

En la víspera del segundo informe de labores que presentará este viernes el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en Quintana Roo, Antonio León Ruiz, destacan los retrasos y estancamientos de la instrumentación del nuevo sistema de justicia, pues la entidad es la tercera más atrasada en el país en aplicarlo, pero además a nivel nacional se ha abierto la posibilidad de una contrarreforma que profundizaría la discrecionalidad en la actuación de los jueces y el acendramiento de la corrupción; pésimo panorama. Nada ha cambiado.

Este será el segundo informe que presente León Ruiz, y apenas la semana anterior la organización México Evalúa dio a conocer que, “en 2018, se observó un rezago a nivel nacional en la consolidación del sistema de justicia penal, pues ninguna de las entidades federativas logroì alcanzar el estándar mínimo” y los estados peor evaluados en términos de sus condicionantes fueron Guerrero, Nayarit y Quintana Roo ¿qué se puede informar entonces, que no sean desalentadoras noticias? ¿De verdad ha habido mejoría desde los tiempos de Fidel Villanueva al frente del TSJ? ¿La falta de información se ha eliminado? ¿Por qué esperar hasta el informe del presidente para conocer avances que, en lo tangible, son imperceptibles? ¿O ya tiene el lector más confianza de realizar una denuncia en contra de algún criminal, con la certeza de que será encarcelado y no regresará a las calles?

Porque el documento denominado “Hallazgos 2018” destaca que, “para 2018, el Índice de impunidad federal, es decir, la proporción de casos que son conocidos pero no son satisfactoriamente resueltos por la FGR y el Poder Judicial Federal, es de 94.6%. Por otro lado, el Índice de impunidad estatal es de 96.1%”; en términos simples, de diez delincuentes que son llevados a juicio; en el mejor de los casos, uno será llevado a prisión. Y es en esta parte en donde escucharemos hablar sobre los retos a futuro, los esfuerzos diarios, las tareas cumplidas; pero al final, usted que lee al escribiente, sabe que siempre existirá en este país más probabilidad de que un ciudadano sea encarcelado por aplicar la justicia por propia mano, que un delincuente pise, aunque sea muy temporalmente, una celda.

Ciertamente, la situación no es privativa de Quintana Roo, pero en el país existen avances en algunas entidades, Guanajuato, Querétaro y Chihuahua han avanzado en lo que a investigación criminal se refiere (aunque ya habrá notado el lector, que los tres estados viven el azote del crimen organizado); pero además, México Evalúa advierte la posibilidad de una contrarreforma impulsada desde el gobierno federal, que daría al traste con los once años de instrumentación del nuevo sistema de justicia, cuando este ni siquiera se ha consolidado. Entrar a un nuevo esquema, implicaría nuevas curvas de aprendizaje y, consecuentemente, la justicia jamás llegará.

¿Pero entonces qué informar? Porque más allá del florido discurso que incluirá retos y perspectivas, aminoramiento del rezago en expedientes, algún reconocimiento del Inegi por digitalización de expedientes y, si acaso, ahorros presupuestales, el ciudadano no confía en sus instancias de justicia y la impunidad es evidente y está medida, Quintana Roo es “medallista” en ello, cuando la situación sea diferente, tal vez se justifiquen los eventos con vestidos de coctel y guayaberas de lino.

P.D. Le dejo el link por si desea leer el documento completo:

COMENTARIO MORBOSO

Edgar Gasca Arceo encabezará la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso quintanarroense y, se infiere, presidiría la Junta de Coordinación Política (Jucopo) el primer año. Según los interesados en el tema, el “round” lo ganó de manera inicial la senadora Maribel Villegas, pues el originario de Isla Mujeres es de su grupo político; sin embargo, falta la integración de los órganos administrativos del Legislativo y, en la búsqueda de equilibrios, tanto de grupos políticos como de regiones geográficas, es ahí donde será necesario el análisis de fondo, pues a partir de los nombramientos podrá observarse si algún grupo se impone al otro.

Por lo anterior es que no deben aun señalarse triunfos y derrotas, son apenas los primeros movimientos y hay en el Legislativo y la administración pública puestos clave para el desarrollo del gobierno y la gobernabilidad; pues una vez que se instale la XVI Legislatura vendrá la asignación de comisiones, los nombramientos administrativos y hasta las posibles sustituciones en instancias gubernamentales como la Fiscalía General del Estado o la Auditoría Superior del Estado. Morena apenas se va a asentar como fuerza política y de gobierno, veremos los resultados, seguramente, a partir del mes de octubre; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.