Tenencia y “primero los pobres” /

tenencia
tenencia

A Tiro de Piedra /

Por Julian Santiesteban /

Aun cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que la tenencia vehicular no se convertirá en un impuesto federal y se cobrará para 2020; tanto sus subordinados de la Secretaría de Hacienda (SH) como los diputados de su partido –Morena- en la Cámara de Diputados no sólo preparan ya el gravamen, sino que han estimado los recursos que obtendrán y hasta cómo se gastarán. Y no, no serán “primero los pobres” los beneficiados.

Desde el 13 de abril pasado, en el marco del II Foro Hacendario de Legisladores, el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, propuso federalizar la tenencia y el predial. La propuesta fue descalificada al día siguiente por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia mañanera, donde dijo que “salió la noticia de que se iba a restablecer el impuesto de la tenencia. Eso no es cierto. Esto es lo que quisieran nuestros adversarios, que incumpliéramos nuestros compromisos. Se van a quedar con las ganas”, pero este lunes, el diputado federal, Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, retomó la propuesta, la cual aplicaría a partir de 2020 incluiría y permitiría recaudar entre 120 mil y 130 mil millones de pesos al año.

El “candado” –que en realidad se convertirá en el elemento que va a convencer a gobernadores de todos los partidos para aprobar la medida- es que los recursos sean entregados a las entidades “etiquetados” para obra pública; luego entonces, en teoría el gobierno federal asume el costo político de revivir el gravamen, los estados obtienen mayores recursos y la federación se ahorra esos recursos, con lo cual pueden disponer de más dinero para la administración pública federal. En teoría también, parece que todos ganan, pero pierde el de siempre, el ciudadano de “a pié” que pagará las consecuencias de tener un vehículo. ¿O usted cree que los “candados” no tienen llave para abrirse? ¿No es el Ramo 33 actualmente el que más “candados” tiene y aun así el actual gobierno federal ha acusado que de ese ramo surgen los mayores actos de corrupción el obra pública?

No, si la tenencia regresa habrá afectados, no beneficiados con obra pública, ese discurso ya lo conocemos bastante bien los mexicanos, y si la medida es impulsada por el gobierno federal; aprobada por la Cámara de Diputados, con el respaldo de organismos como la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), la Conferencia Nacional de Municipios de México, Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC),  Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm) y todos los organismos que aglutinen actores políticos de diversos niveles de gobierno, todos serán copartícipes de descansar en los hombros de los de siempre, el financiamiento de gobiernos que no se hacen más eficientes, sólo más caros.

Por cierto, quienes no pagarían tenencia, serán los vehículos “amigables” con el medio ambiente, ¿ya tiene usted para comprar su vehículo eléctrico? ¿Pues no que primero los pobres? ¿Ahí también aplica el “no robar, no mentir, no traicionar”? ya pasaron las elecciones, venga la realidad.

COMENTARIO MORBOSO

Independientemente del resultado de las impugnaciones que los partidos interpongan ante el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) y la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por los resultados de las elecciones legislativas del pasado 02 de junio, un dato interesante, de acuerdo a la última reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo local es cómo se repartirán los órganos directivos de esa instancia por los próximos dos años.

De acuerdo con la norma, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) estará presidida por las tres principales bancadas representadas en el Congreso; cada una por un año, la primera correspondería a Morena, por tener la mayor cantidad de legisladores; y los otros dos años entre el Partido Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista (PVE). Sin embargo, Morena puede optar por cuál de los años ocupará la presidencia y los otros partidos deberán acordar el orden, pudiendo ser de manera descendente o por acuerdo político; ¿por qué es importante el orden? Pues porque, independientemente de los temas de interés general, en función de dicho orden se conformará también la agenda legislativa de los próximos tres años. El lector ha insistido, ninguna legislatura puede apostarle al estancamiento, así que deberá existir coordinación, pero también revisión a fondo, parece un cambio nimio, pero existe la oportunidad de llevarlo a fondo; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en próxima.