Y Mara Lezama, feliz y afanosa /

Nicolás Durán
Nicolás Durán

El Minotauro /

Por Nicolás Durán de la Sierra /

La próxima gira del presidente López Obrador al Estado movilizó a toda nuestra clase política, desde una pálida y lánguida oposición que quiere hacerse notar, hasta la pujante aunque inexperta dirigencia de Morena que “va con todo” aunque no sepa muy bien a donde, pero tal detalle lo arregla el tiempo. Por cierto, Mara Lezama, la alcaldesa de Cancún, está contenta, feliz.

El presidente arribará a Tulum el día 23 por la mañana y se espera que hable de la lucha contra la inseguridad –hace poco un periodista local, denunció en conferencia mañanera, el problema del narco en la zona- y luego, en Playa del Carmen, será saludado por la alcaldesa Laura Beristaín, quien se dice quiere contratar a la agencia de publicidad que tiene su colega Mara Lezama.

En Playa del Carmen, junto con el gobernador Carlos Joaquín González, se espera que el presidente anuncie una inversión de 600 millones para atender colonias pobres del Estado. En su visita a Chetumal, el pasado 24 de febrero, habló de esta inversión y dijo el proyecto incluye a Acapulco, Los Cabos y Bahía de Banderas. En tanto, feliz, Mara lo espera el lunes en Cancún.

No es para menos, pues como anfitriona estará presente el lunes en la conferencia mañanera con periodistas que encabeza el presidente, en esa suerte de brújula política diaria que orienta a la nación, incluidos la oposición. Se afirma que para los “chairos” – ¡Jesús ampáranos! – es como una biblia, mientras que para los “fifís”, es el diario sustento de su rencores y malquerencias.

La alcaldesa de Cancún, feliz y afanosa, espera la visita del presidente, y claro la conferencia que este brinda. Fue en una de ellas en la que López Obrador recién la elogiara: “Mara Lezama es una muy buena presidenta; es una mujer honesta, trabajadora, y creo que hace un buen gobierno”. El clímax. Se dice que con tal respaldo, no hay norma que le ajuste ni ratón que la espante.

En los avances de la gira presidencial se indica que es probable que en Tulum se toque el polémico tema del Tren Maya, con el que se pretende unir los principales sitios arqueológicos del sureste mexicano y que costará, en cuatro años, unos 150 mil millones de pesos… Pero tal debate no opaca el regocijo de Mara, quien goza del servicio de su nueva y gratuita agencia de publicidad.