PARA ACTUAR CON SABIDURÍA LA INTELIGENCIA NO ES SUFICIENTE, HAY QUE INVOLUCRAR EL CORAZÓN

PARA ACTUAR CON SABIDURÍA LA INTELIGENCIA NO ES SUFICIENTE, HAY QUE INVOLUCRAR EL CORAZÓN

CRÉDITO: BBVA